COMO SABER QUE TIPO DE PIEL TIENES

Aprende a reconocer cual es tu tipo de piel para saber que productos te funcionan mejor

Piel seca

Se reconoce una piel seca por su apariencia opaca, áspera y hasta quebradiza, esta piel no retiene humedad y las glándulas sebáceas no producen casi grasa.

Los aceites, cremas y bálsamos faciales hidratantes son la mejor opción para combatir la piel seca, si los utilizas dos veces al día.

También puedes usar un exfoliánte suave una vez a la semana para eliminar la acumulación de células muertas y dejar que la piel más joven y fresca que se encuentra debajo reluzca.

Piel normal

Si tus poros no son muy visibles y solo te sale un grano de vez en cuando, tu piel no suele irritarse ni enrojecerse es probable que tengas una piel normal.

Este tipo de piel suele ser equilibrada, no es demasiado seca ni muy grasa.

Dado que tu piel es suave y resistente, acepta la mayoría de los principios activos que se usan en los productos de cuidado para la piel, por lo que comprar productos de cuidado de piel y maquillaje es mucho más fácil para ti.

Piel mixta

Si tienes poros visibles y exceso de grasa en la zona T, pero el resto de la piel de la cara es equilibrada o seca tienes lo que se conoce como piel mixta.

En este tipo de piel la grasa se suele acumular en la zona T, compuesta por la frente, la nariz y la barbilla, pero en el resto del rostro tiene una apariencia normal o a veces reseca. 

Existen productos especiales para tu tipo de piel pero, si es muy extremo te recomendamos usar productos para piel grasa en la zona t y para pieles normales o secas en el resto de la cara.

Piel grasa

Las pieles grasas se caracterizan por tener poros muy visibles y llenitos de sebo, sensación grasa a lo largo del día (el maquillaje dura menos) y salen granitos con frecuencia. Cuidar tu tipo de piel es un poco mas complicado pero tenemos una buena noticia para ti, las arruguitas y líneas de expresión serán menos evidentes al pasar los años!

En las personas que tienen piel grasa, las glándulas sebáceas trabajan horas extras y cuando el exceso de grasa se mezcla con la suciedad y las células muertas de la piel, comienzan a formarse granos. Las investigaciones indican que entre el 40 y 55% de los adultos tienen la piel grasa y sufren acné tardío.

Si usas ingredientes antibacterianos que equilibren la cantidad de grasa podrás mantener bajo control estos problemas y evitar los brotes. Un error común que cometen las personas con piel grasa, y que exacerba sus problemas, es la limpieza excesiva. Debes evitar usar demasiados productos y respetar tu rutina de limpieza diaria.

Otro error es que muchas personas creen que no deben hidratar la piel grasa pero esto podría ser peor.

Piel sensible

La piel sensible se caracteriza por estar irritada, enrojecida o agrietada.

Aunque todos los tipos de piel pueden reaccionar mal a diferentes principios activos o factores ambientales, la piel sensible se ruboriza con extrema facilidad y suele enrojecerse tras usar determinados productos para el cuidado de la piel.

Este tipo de piel también tiende a ser más delgada, tiene poros más pequeños y suele ser más seca.

Los limpiadores fuertes, el alcohol y las fragancias irritan la piel sensible. Si tienes este tipo de piel, opta por productos dermatológicos con una acción suave y relajante, como los productos ultra suaves y sin perfume.

Dejar un comentario